jueves, 21 de febrero de 2013

Alimentos para recordar


¿Alguna vez se te ha olvidado un número de teléfono de un amigo? ¿No recuerdas dónde has aparcado el coche? Puede ser que estés perdiendo memoria, todos empezamos a perderla a partir de la segunda década de la vida, es un proceso normal. Aunque suene increíble, una buena dieta y la práctica de ejercicio regular mantienen nuestro cuerpo y nuestras mentes saludables. Estimular el cerebro a través de la dieta adecuada permite mejorar el funcionamiento de nuestras mentes.
Los nutrientes antiolvidos
Hidratos de carbono: proporcionan glucosa, la “gasolina” para las neuronas. Come cereales y arroces integrales, avena, pan integral, pasta y patatas.
Vitaminas del grupo B: son las responsables de formar la mielina y los neurotransmisores cerebrales. Come frutos secos, levadura de cerveza, germen de trigo, soja, arroz, huevos, lácteos y avena.
Antioxidantes: previenen el deterioro neuronal: aceites vegetales (sobre todo de oliva), naranja, limón, papaya, kiwi, fresa, mango, zanahoria, perejil, espinacas, calabaza…
Zinc: mineral esencial para la membrana neuronal. Levadura de cerveza, legumbres, carne roja, cacahuetes y semillas de girasol.
Magnesio: ayuda a la transmisión de los impulsos nerviosos. Cereales integrales, legumbres, frutos secos, higos secos y verduras.
Potasio: fundamental para el éxito de las conexiones neuronales. Fruta (plátanos, cítricos y aguacates), patatas y legumbres.

Que no falten nueces y sésamo
Hay dos alimentos que destacan por encima del resto en cuanto a sus  propiedades para reforzar la capacidad memorística: las nueces y las semillas de sésamo.
Las nueces no deben faltar en tu mesa si quieres presumir de buena memoria, sus principales componentes antioxidantes son la vitamina E, los polifenoles y los oligoelementos (selenio, cobre, zinc y magnesio), todos ellos esenciales para el cerebro y sus funciones. Se pueden tomar de mil maneras, como aperitivo con otros frutos secos, en postres y tartas, mezcladas con chocolate, en ensaladas, con pasta… 
El sésamo son semillas oleaginosas que contienen ácidos insaturados, proteínas ricas en aminoácidos esenciales, minerales (calcio sobre todo), fibra y, lo más importante para preservar la memoria, lecitina, una grasa fosforada que nutre las células cerebrales. En un alimento energizante, desfatigante y preventivo en casos de agotamiento mental y nervioso. Es aconsejable tomar dos cucharadas soperas de semillas molidas espolvoreadas sobre fruta (excepto en cítricos), comerlos en ensaladas o con pastas integrales.
¿Quieres descubrir cómo podemos ayudarte desde Antonio y Ricardo?